Llamamiento a todos los artistas del mundo (Correo Dadá)

LLAMAMIENTO POR UN ARTE ELEMENTAL

A todos los artistas del mundo. En arte, amamos la invención audaz, la renovación. El arte es la consecuencia, la suma de las tensiones de una época. Vivimos en el presente. Reclamamos, por consiguiente, la consecuencia de nuestra época, un arte que sólo parta de nosotros, que no exista antes de nosotros ni después de nosotros –y no en función de una moda cambiante, sino porque sabemos que el arte se renueva constantemente y no es sólo una consecuencia del pasado–. Representamos el arte elemental. El arte puede ser elemental si no hace filosofía, si se construye única y exclusivamente a partir de sus propios elementos. Dejarse modular por los elementos de la creación, eso es ser artista.

El artista es el único capaz de descubrir los elementos del arte. Éstos no proceden de la arbitrariedad personal; el individuo no es una entidad separada y el artista es el intérprete de las energías que conforman los elementos del mundo. Artistas, proclamaos solidarios del arte. Dad la espalda a los estilos. ¡Reclamamos la abolición de los estilos para alcanzar el estilo! El estilo nunca es plagio.

Este manifiesto tiene valor de acto: llevados por el movimiento de la época, con el arte elemental proclamamos la renovación de nuestra concepción, de nuestra conciencia de las fuentes de energía que se entrecruzan incansablemente, modelan el espíritu y la estructura del tiempo, y conciben el arte, cosa pura que, liberada de la utilidad y de la belleza, brota, elemental, del individuo.

¡Por el arte elemental! ¡Contra la reacción en el arte!

Berlín, octubre de 1921,
R. HAUSMANN, HANS ARP, IVAN POUGNY, MOHOLY-NAGY

Texto de Correo Dadá de Raoul Hausmann
Ilustración: Raoul Hausmann: Kutschenbauch dichtet, 1920. Museo de arte e industria, Saint-Étienne.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada