Y ya no puedo soportar...

Y efectivamente, ya no podemos soportar tanta tristeza sin solución, como decían los Leño en 1980, así que ahí os dejamos con los de Rosendo, para empezar el año:

1 comentarios:

Ruido en el Corazón dijo...

¡Y que se escuche a todo volumen!

Publicar un comentario en la entrada