REGGAE: UN RITMO POTENTE QUE GOLPEA CONTRA EL MURO

Es el latido del corazón
este pulso de sangre
que es un bajo efervescente,
un ritmo potente, potente
golpeando contra el muro
que oprime la sangre negra.
Bass Culture, Linton Kwesi Johnson




Este es el tema que da título a un álbum de 1980 del poeta dub Linton Kwesi Johnson y que utiliza Lloyd Bradley para titular su libro Bass Culture: la historia del reggae, que acabamos de publicar en Acuarela. 

Tenéis aquí la letra completa en inglés.

Se trata de un título perfecto para el libro porque Bass Culture significa literalmente «Cultura de bajos» o «Cultura de graves» –por la importancia de estos sonidos en el mundo del reggae–.

Una interpretación secundaria de la expresión Bass Culture –no explicitada por Bradley, pero sí por otros autores– sería leerlo como Base Culture, que se pronuncia igual y vendría a significar «cultura abyecta», «cultura vulgar», «cultura lumpen» y, por lo tanto, «cultura del vulgo», «cultura del pueblo llano», «cultura popular».

Estos calificativos se comprenderán mejor si se tiene en cuenta que el reggae –al igual que sus predecesores, el ska y el rocksteady, y sus descendientes (el dancehall, ragga, etc.)– procede de los guetos de Kingston y, por lo tanto, era despreciado por las clases alta y media de Jamaica, que se avergonzaban de unas expresiones artísticas tan «primitivas», es decir, tan «negras». De ahí lo idóneo del título del libro, ya que la música ofrecía una identidad a los desarrapados del gueto, un símbolo de orgullo negro, una forma cultural en la que reconocerse y participar. Música del pueblo para el pueblo.

1 comentarios:

sem dijo...

Me encanta. Un saludo,

Publicar un comentario en la entrada