Exposición de Raoul Hausmann en Zarautz (julio-septiembre)














El discurso pluridimensional de Raoul Hausmann

Photomuseum de Zarautz abre una muestra del precursos del fotomontaje que va de 1927 a 1957
E. Mingo, San Sebastián

Una buena representación de la obra del polifacético artista austríaco Raoul Hausmann (1886-1971), reconocido entre otras cosas por ser el precursor del fotomontaje -la técnica más empleada por el movimiento dadaísta-, quedará desde hoy, hasta el próximo 11 de septiembre, expuesta en el Photomuseum de Zarautz bajo el título 'Raoul Haussmann. Trabajos fotográficos desde 1927 hasta 1957'.

La exposición, una muestra de 60 imágenes de los cerca de 2.000 negativos que dejó, se compone de tres partes. Una comienza con sus montajes fotográficos que publicó en la revista 'a bis z' (de A a Z) (1931). Uno de ellos ilustra sus reflexiones teóricas acerca del modo de ver fotográfico y humano, que expone en el ensayo 'Formdialektik der Fotografie' (Dialéctica formal de la fotografía). El otro montaje es su serie fotográfica creada en 1932 'Ombres' (Sombras), uno de sus trabajos más significativos, en el que se manifiesta la síntesis entre mente y materia (en la exposición se muestran copias).

La segunda parte, y la más grande de la exposición se compone de un ensayo fotográfico con imágenes, que se crearon paralelamente a su novela 'Hyle', la cual comenzó a redactar en 1926, y debían servir para su ilustración. Las fotografías muestran objetos, acciones, retratos, paisajes, plantas, desnudos, arquitectura. Dichas imágenes no tenían que interpretarse como fotografías banales aisladas. Se eligió la forma «ensayística» para corresponder a la idea de Hausmann sobre el abandono de la fotografía aislada a favor de romper con la típica unidimensionalidad fotográfica.

La exposición se cierra con algunos ejemplos de su obra tardía, en la que volvió a emprender el trabajo del fotocollage. En este proceso, empleó sus propias fotografías, de décadas pasadas, como material fotográfico de múltiples formas. De este modo, por medio de estos collages, llegó a reavivar, en cierta manera, su propia historia.

Durante la época dadaísta, los fragmentos fotográficos y muchos otros elementos de ilustración de igual importancia, desempeñaban un papel decisivo en los montajes fotográficos, de los cuales Hausmann, junto a Hannah Höch y Johannes Baader, se consideraban los creadores. Lo que hace que en la actualidad consideremos el trabajo de Hausmann tan valioso es la técnica de la dispersión de la mirada a la que, dejándola vagar sobre los elementos que componen las imágenes, se ofrecen numerosas asociaciones que acaban formando un nuevo collage mental-gráfico en la imaginación de cada individuo. Hausmann se empeñó en no canalizar la imaginación de una manera preconcebida, prefería dejarla mantenerse en movimiento, gracias a que no eliminaba contradicciones, sino que más bien las engendraba.

Una sola fotografía aislada, que ya simplemente por su perspectiva inherente marca una dirección en concreto y paraliza lo acontecido, no tenía las potencialidades para el discurso pluridimensional, tal y como Hausmann lo concebía. Ello explica su cautela inicial en el uso de la fotografía. Esto solamente cambió cuando se le ocurrió agrupar fotografías y, de este modo, permitir que numerosos planos obrasen recíprocamente, conjunta u opuestamente, procurando acercarse así a la percepción visual simultánea del hombre.

Exposición:

Título: 'Raoul Haussmann. Trabajos fotográficos desde 1927 hasta 1957'.
Obra: Alrededor de 60 fotografías del austríaco Raoul Hausmann (1886-1971).
Lugar: Photomuseum (Villa Manuela-San Ignacio, 11. Zarautz).
Fecha: Desde hoy hasta el 11 de septiembre.

Noticia original en el Diario Vasco (19-07-2011)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada