Apuntes de acampadasol (3)




Aunque encuentres esto en un medio de comunicación, aunque este blog sea una más de las “columnas de opinión” del diario, por favor no leas estos apuntes como una tentativa de decir la verdad de lo que esta pasando o de dar con la interpretación correcta. Sólo son preguntas que me hago, detalles que quiero aferrar, fogonazos que me pasan por la cabeza, pensamientos compartidos con los amigos en la Plaza, registro de algunas conversaciones. Los habrá más acertados o más sugerentes, los habrá más superficiales y parciales, los habrá muy tontos o directamente equivocados. Es un poco el riesgo de esta escritura de urgencia. Sólo espero que ninguno falte al respeto (esa palabra tan importante estos días) al esfuerzo colectivo desplegado en Sol para crear una Plaza.
Una amiga muy implicada en la organización que da vida la acampada dice: "joder, no podremos currar de lo nuestro, pero sabemos hacer de todo".
En la acampada hay una Comisión de Respeto. Se encarga de velar por el carácter incluyente y pacífico de la concentración. Suena muy naíf, ¿no? Pero, ¿cómo se justifica hoy en todas partes el poder de representación que rechazamos? Como un arbitraje necesario en la guerra de todos contra todos que es cotidianamente la sociedad-mercado. De ahí el esfuerzo infinito por neutralizar la guerra civil entre distintas formas de vida en la acampada de Sol. Así que ¡¡viva la Comisión de Respeto!!
“Octavillas, carteles, boletines, palabra de las calles o infinita... no es una preocupación por la eficacia lo que imponen. Eficaces o no, pertenecen a la decisión del instante. Aparecen, desaparecen. No lo dicen todo, al contrario, lo arruinan todo, están fuera del todo. Actúan, piensan fragmentariamente. No dejan huellas: trazo sin huella. Como la palabra sobre los muros, se escriben en la inseguridad, son recibidos bajo amenaza, portan en sí mismos el peligro, pues pasan con el paseante que los transmite, los pierde o los olvida” (Blanchot, sobre Mayo del 68).
Entender participando, participar entendiendo
Una amiga que ha participado en mil historias políticas y acaba de ser madre de dos mellizas dice: “un espacio para niños en una dinámica como ésta es una verdadera revolución”.
Parecería que el problema de la representación ha pasado a primer plano, desplazando a la cuestión de la crisis. Pero quizá se apunta al sistema político porque es lo que tenemos a mano, aunque el fondo del asunto sea la cuestión del gobierno de los mercados. Lo que tal vez no sabemos aún es cómo hacer directamente una política contra algo tan abstracto y anónimo como el mercado, aunque sea lo más concreto en nuestra vida diaria.
“Nuestro trabajo, vuestro botín”
Un amigo me escribe: “No dejo de pensar en el hecho de que la documentación de la #spanishrevolution está hecha a partir de un salvaje esfuerzo cooperativo. No está hecha sobre fotos de fotógrafos reconocidos, ni programas de televisión, ni grandes editoriales, autores o editores. Miles de lucecitas y teclados. Copyleft funcionando al 500%. Eso existía, pero era otra de esas que se minusvaloraba. se han destruido todos los derechos de autor del mundo: la foto del celular sale en el medio generalista, la foto del medio sale en un blog y vuelta a empezar”.
Sólo actos locos donde uno se la juega pueden cambiar las cosas. Plantarse en Sol como se plantaron algunos el domingo por la noche fue un acto loco, pero muy loco.
Al lado de estos chicos y chicas sub20 uno se da cuenta de que se ha vuelto un poco cínico sin pretenderlo ni apenas advertirlo.
Le pregunto a un amigo si cree que lo que está pasando influirá en las elecciones del domingo. Me responde: “creo que por primera vez en su vida mucha gente no votará automáticamente, sino que se lo pensará antes”. Interrupción de los automatismos. Pensamiento. Son pequeñas victorias del movimiento.
Otro amigo: “cuanto más abstracto es el enemigo, más transversal puede ser un movimiento”.
Uno más: “los problemas siguen igual (poder financiero, etc.), pero la situación cambia”.
Resistir a la tentación de saber demasiado sobre lo que pasa. Si lo que ocurre es algo nuevo, singular y excepcional, ¿cómo puede ser que yo pueda pensarlo con mis esquemas conceptuales previos? ¿Cómo no ver sólo lo que uno quiere ver, lo que a uno le confirma en sus hipótesis y teorías, en su identidad?
¿Y ahora qué? Un chat en Facebook:
-creo que la gente se va a quedar
puede ser que la cosa entonces vaya a menos poco a poco
y acabe medio triste
-eso sería lo peor
-o puede ser que nos volvamos a casa hasta la siguiente
"ahora ya sabemos el camino de vuelta a la plaza Tahir"
-esa son dos opciones que se me antojan demasiado previsibles para este movimiento que, sobre, sobre todo, es maravillosamente imprevisible

Apuntes de acampadasol (1)
Apuntes de acampadasol (2)
(gracias a Fran por la imagen)


2 comentarios:

angola dijo...

A mi me parece perfecto lo que está sucediendo en la Puerta de Sol en Madrid (se llama así?) pero no deberíamos caer en heliocentrismos. El milagro es la onda expansiva y el eco materializado ya en todos los continentes. Somos un enorme banco compacto de peces diseñando la forma de un pez gigantesco, no convirtamos este diseño en un gran pez depredador. O dicho de otra manera, no nos convirtamos en la pescadilla que se muerde la cola.
Este comentario lo hago porque ya circulan por ahí consignas de que es una revolución roja y amarilla, monopolio Madrid, a modo de locomotora(dando por supuesto que el resto somos vagones no sabemos muy bien si de 1ª, 2ª ó 3ª clase) Esta revolución o tiene todo el espectro de colores o se irá a la mierda por vía rápida.Y cada color cobra importancia absoluta en el espectro. Madrid en esta movida no es la capital de nada y cada acampada tiene que organizar su propio epicentro para poder impactar en el entorno inmediato. Y tú dirás, a mi que me cuentas? pues es que está notando un cierto silenciamiento en las webs "para todos" de todo lo que no emana del espíritu centralista de eso que llamais Sol.
Escrito desde la sombra cordial de la vía libre.

angola dijo...

¿Alguien sabe por que se escogió la Puerta del Sol y no otro lugar para la acampada madrileña? Mira que tiene connotaciones imperialistas el topónimo!:el rei sol, el imperio del sol, en mi imperio no se pone el sol...en fin, es una broma. Me gustaría que la respuesta una vez más no quedase flotando en el viento

Publicar un comentario en la entrada