El desvío, según la Internacional Situacionista

Quinta entrega de la selección de textos que estamos subiendo al blog de Los situacionistas de Mario Perniola, que acabamos de reeditar en Acuarela Libros.

El desvío


El concepto de desvío ha tenido siempre un valor de carácter provisional e instrumental, inicialmente definido como «la integración de las producciones actuales o pasadas de las artes en una construcción superior del ambiente». Según los situacionistas, el desvío presenta dos aspectos fundamentales: por un lado, la pérdida de importancia del sentido original de cada elemento singular y autónomo y, por el otro, la organización de un conjunto de significaciones diferente, que viene a conferir a cada elemento un alcance nuevo. En el fondo se trata de una práctica ya frecuente en la actividad de la vanguardia artística: el collage y el ready-made representan la atribución de un nuevo valor a elementos preexistentes. Sin embargo, la diferencia entre los desvíos artísticos y los situacionistas consiste en el hecho de que mientras el punto de llegada de los primeros es una obra que tiene un valor autónomo todavía artístico, el de los segundos es un producto que, si bien puede valerse de medios artísticos e incluso de obras de arte, se revela inmediatamente como negación del arte, sobre todo por el carácter de comunicación inmediata que lo impregna. En este sentido, los bocadillos añadidos por los situacionistas a las obras de arte del pasado representan una forma elemental de desvío, de superación del arte. La importancia de este procedimiento consiste en el hecho de que a través de él objetos e imágenes que guardan una estrecha relación con la sociedad burguesa (obras de arte, pero también anuncios publicitarios, manifiestos de propaganda, fotografías pornográficas, etc.) se sustraen a su destino y finalidad para ser colocadas en un contexto cualitativamente distinto, en una perspectiva revolucionaria. Así, tanto las cosas más excelsas como las más banales pueden ser objeto de una apropiación mucho más profunda de la que implica su mero disfrute pasivo o su posesión económica. La generalización del desvío puede llevar a un verdadero descondicionamiento cultural –en sentido propio– y constituir una de las posibles respuestas del proletariado a la recuperación que la burguesía pretende hacer de sus manifestaciones creativas.

Traducción: Álvaro García-Ormaechea
Ilustración: Archivo situacionista

Entregas anteriores de Los situacionistas
La superación del arte
Hacia un cine situacionista
La última vanguardia del siglo XX
Los orígenes de la Internacional Situacionista


Licencia Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España


Se permite copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra, siempre que se reconozcan los créditos de la misma de la manera especificada por el autor o licenciador. No se puede utilizar esta obra con fines comerciales. No se puede alterar, transformar o generar una obra derivada a partir de ésta. En cualquier uso o distribución de la obra se deberán establecer claramente los términos de esta licencia. Se podrá prescindir de cualquiera de estas condiciones siempre que se obtenga el permiso expreso del titular de los derechos de autor.

© de la presente edición: 2010 Ediciones Acuarela y Machado Grupo de Distribución, S.L.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada