36 poetas en lengua inglesa

La editorial chilena Uqbar Editores acaba de publicar Covers, 36 poetas en lengua inglesa, que en opinión de lanzallamas.org es "la más completa y la mejor antología que se ha publicado en español sobre poesía contemporánea anglosajona", con traducciones del poeta Armando Roa Vial. Entre los autores escogidos se encuentran Kenneth Patchen, James Elroy Flecker, Charles Simic, Gary Snyder, Michael McClure, Kenneth Rexroth y Philip Larkin.

Mientras investigamos si se va a distribuir en España, os animamos a leer alguno de los poemas del libro que incluyen en la página web de Lanzallamas y dos que reproducimos aquí, que no pertenecen al libro pero son obra de dos de los autores seleccionados en Covers, Rexroth y Larkin. Estos dos poemas los publicamos en Acuarela Libros, el primero en la colección Equipaje de mano (traducción y selección de Martín López-Vega) y el segundo en El barco del Norte, debut de Larkin en 1945.

Una playa en el Pacífico
Este es el océano llamado Pacífico,
y esta noche está tranquilo y duerme
bajo la luna de octubre.
La última noche, ni un coche se movía
en toda la costa iluminada.
No había más sonido que el de las campanas
y el recurrente susurro del viento.
Sófocles lo oyó hace mucho tiempo, en el Egeo. Yo conduzco
a ochenta millas por hora a través
del aire impregnado de luna. El viento
trae hasta mí el pensamiento
de la fragilidad humana,
las voces ruinosas que han dicho
amor, dejémonos ser sinceros el uno con el otro.
La luna que acompaña a los viajeros
adormece la ciudad callada.
Allá lejos, en el horizonte,
las luces de la mañana se parecen
a una ciudad dorada
en algún otro país.
Kenneth Rexroth (traducción de Martín López-Vega)

Atizas el fuego, dejas que las llamas, por fin libres,
hagan que las sombras retrocedan;
prolongas la charla con cualquier excusa,
hasta que la velada toca a su fin
y dan las dos en alguna campana a lo lejos.
Pero cuando el huésped se enfrenta
al viento de la calle y después se esfuma,
¿quién puede entonces enfrentarse a la instantánea desdicha de la soledad,
o asistir al triste avance en tu cabeza
de su planta más prolífica,
la silenciosa apatía?
Philip Larkin (traducción de Jesús Llorente)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada